sábado, 10 de febrero de 2018

Nuevo manifiesto por la libertad, la democracia y la verdad histórica.




Del manifiesto se pueden entresacar muchas cosas, y todas buenas, pero me he quedado con una que me ha llamado la atención, el Pacto de Naciones Unidas sobre derechos cívicos y políticos:


"El proyecto de ley viola  asimismo el artículo 19  del Pacto de Naciones Unidas sobre derechos cívicos y políticos, suscrito por España, que en su apartado 49 especifica: “Las leyes que penalizan la expresión de opiniones sobre hechos históricos son incompatibles con las obligaciones que el Pacto impone a los Estados partes en lo tocante al respeto de las libertades de opinión y expresión. El Pacto no autoriza las prohibiciones penales de la expresión de opiniones erróneas o interpretaciones incorrectas de acontecimientos pasados”"

Pues bien, ese Pacto que España ha suscrito sirve en las dos direcciones: nadie podrá castigar la libertad de expresión de aquellas personas de izquierdas que defiendan lo que estimen por conveniente (franquismo igual a nazismo, que el golpe de Estado del año 1936 acabó con el paraíso en la tierra que era la República, etc, etc), pero tampoco nadie podrá castigar la expresión de opiniones de aquellas personas que defiendan lo contrario. 

La libertad es lo que tiene, es un camino por el que circulamos todos, los que pensamos una cosa y los que piensan lo contrario, pero esa libertad no admite que unos impongan a otros "su" verdad con amenazas y penas de cárcel. Eso no es una democracia, eso es un estado totalitario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El PP en Galicia es más nacionalista que el Gobierno Balear

El Gobierno balear aprueba el decreto del catalán en la sanidad pese a las dudas jurídicas sobre su legalidad. El decreto aprobado hoy es...